Medalla de plata para el “Fliegl Tracker”

Fliegl presenta el galardonado “Fliegl Tracker”, un sistema de detección de vehículos basado en balizas que mejora la verificación y permite a los agricultores avanzar hacia una cosecha totalmente digital.

El producto ha sido galardonado con una medalla de plata para la innovación por la DLG (Deutsche Gesellschaft Landwirtschafts-), organizadora de Agritechnica.

En la práctica, los transmisores baliza van instalados tanto en las cosechadoras, como en las tractoras o remolques, permitiendo a los agricultores identificar claramente cada uno de los vehículos que está trabajando en la cosecha. El remolque de transferencia que opera entre ellos actúa como un "nodo" intermedio, que equipado con el sistema de pesaje Fliegl (FWS), permite al remolque de transferencia detectar desde qué cosechadora se está cargando, y en qué vehículo se está descargando.

Desde Fliegl Ibérica explican: "Con esta solución innovadora, el camino que hace el grano desde el campo hasta el almacén puede controlarse totalmente. Este es un gran paso en el avance hacia la cosecha y el cultivo digital. El sistema asegura un control riguroso desde el mismísimo origen”.

Fliegl considera que su sistema de detección de vehículos basado en balizas es un avance hacia una mayor precisión en la documentación de la cosecha, con los consiguientes beneficios para la seguridad alimentaria. 

“Es muy importante que la producción de alimentos sea transparente y verificable. La documentación completa es esencial, y el “Fliegl Tracker” es un medio para conseguirlo.", explican desde Fliegl Ibérica.

Las balizas son pequeñas, ligeras, rentables y no necesitan prácticamente mantenimiento. Pueden ser utilizadas en vehículos de cualquier fabricante, independientemente del sistema electrónico que tengan.

Utilizado junto con el sistema de pesaje Fliegl (FWS), el “Fliegl Tracker” puede también mejorar la seguridad de la cosecha. Para cada camión o remolque equipado con esta solución, se puede crea un registro en el ordenador asociado a su respectiva carga útil. El proceso de carga puede ser llevado a cabo de forma automática desde el vehículo de transferencia con el sistema FWS: cargándose sólo cantidades exactas y evitando que algún camión / remolque vaya sobrecargado. La cantidad necesaria se transfiere con precisión al camión simplemente apretando un botón.

Mediante el control de detección de carga o a través de la automatización ISOBUS y la unidad de control del tractor, la descarga del grano, desde el remolque de transferencia al camión de transporte, se detiene una vez que se ha cargado el peso permitido.

“La sobrecarga de los camiones ya no es un riesgo, se cumple la ley, se maximiza la eficiencia y se ahorran recursos".