Condiciones Generales de Venta de Fliegl Agrartechnik GmbH




I. Generalidades:

1. La ejecución de todas las ofertas, servicios y ventas se basa en las presentes Condiciones Generales de Venta. Las presentes Condiciones Generales de Venta rigen tanto para contratos con consumidores como también para contratos con empresas.

Al cierre del contrato resulta determinante en cada caso la versión vigente del mismo.

2. Consumidores, en el sentido de las Condiciones Generales de Venta, son personas físicas con las que se inicia una relación comercial sin que estas actúen ejerciendo o promoviendo una actividad comercial o profesional independiente.

Empresarios, en el sentido de estas Condiciones Generales de Venta, son personas físicas y jurídicas o personas y sociedades jurídicamente capaces con los que se inicia una relación comercial y que actúan ejerciendo su actividad comercial o profesional independiente.

Clientes, en el sentido de estas Condiciones Generales de Venta, son tanto consumidores como también empresarios.

3. Siempre que el socio contractual sea un empresario que mantenga una relación comercial fluida con nosotros, estas Condiciones Generales de Venta formarán parte de todos los contratos y regirán para todas las condiciones comerciales presentes y futuras, aun cuando no se incluyan de nuevo expresamente.

4. Toda Condición General de Venta divergente, opuesta o complementaria no se convertirá, ni siquiera teniendo conocimiento de ella, en parte del contrato, a no ser que su vigencia se apruebe expresamente por escrito.

5. Cualquier modificación del número de identificación a efectos del impuesto sobre el valor añadido (IVA), del nombre de la empresa o de la dirección, se debe notificar de inmediato sin previa solicitud. Si el cliente no atiende a su obligación de informar, quedará obligado a compensar todos los prejuicios fiscales que se nos pudieran producir por ello.

II. Cierre del contrato:

1. Nuestras ofertas de catálogo o de nuestra página web son sin compromiso y suponen una invitación no vinculante y dirigida al cliente a realizar pedidos. Esto mismo rige en caso de solicitudes de oferta por teléfono realizadas por el cliente y de la información adjudicada en el marco de esta conversación telefónica.

2. El cliente queda vinculado al pedido durante seis semanas. Un contrato quedará cerrado únicamente en cuanto el cliente firme la confirmación del pedido, preparada por nosotros para este fin y enviada a este por escrito o por fax, y nos la haya devuelto de nuevo por escrito o por fax.

Todo acuerdo complementario, suplemento o modificación será aceptado por nosotros mediante una confirmación por escrito.

Para el volumen de suministro y las características y dimensiones del producto suministrado rige exclusivamente nuestra confirmación por escrito o enviada por fax.

3. Cualquier modificación técnica, así como cualquier cambio en la forma y/o el color del producto quedan reservados en el marco de lo razonable.

4. Nuestros empleados no están autorizados a ejecutar acuerdos verbales complementarios o a realizar garantías verbales que vayan más allá del contenido del contrato escrito.

5. Las transmisiones de derechos y obligaciones del cliente estipulados en el contrato requieren nuestra aprobación escrita.

III. Precios:

1. Para los contratos con los consumidores rigen los precios especificados por nosotros desde la fábrica de Mühldorf. En estos precios se incluye el IVA (sin costes de embalaje); los gastos de suministro y transporte no están incluidos en nuestros precios.

Si no se estipula lo contrario por escrito en los contratos con empresas, rigen nuestros precios desde la fábrica de Mühldorf, incluyendo exclusivamente el embalaje y el IVA correspondiente. Los costes de embalaje se facturan por separado.

2. Nosotros mantendremos los precios incluidos en la confirmación del pedido durante cuatro meses desde la fecha de creación.
Si entre el cierre del contrato y el plazo de entrega acordado transcurren más de cuatro meses, se permitirá una modificación del precio únicamente por motivos fundados, en especial debido a un aumento en los costes de fabricación, a una subida en los costes salariales o debido a otros motivos de una importancia equivalente. Si con las modificaciones se perturba en gran medida el equilibrio contractual de las partes, no se llevará a cabo la modificación. Por lo demás, las modificaciones requieren del consentimiento del cliente.

Si el aumento supera en un 5 % el precio neto acordado, el cliente tendrá derecho a la rescisión.

3. Los costes de seguro de transporte, carga, traslado, evacuación, aduanas y tasas oficiales van a cargo del cliente.

IV. Pago:

1. Nuestras facturas vencen a la entrega del objeto de venta, como muy tarde tras la entrega o el envío de la factura para su pago al contado sin ningún descuento, siempre y cuando no se haya acordado otra cosa por escrito.

2. Tenemos el derecho, siempre y cuando el cliente no determine el reembolso, a sumar en un principio los pagos a deudas más antiguas del mismo. En este sentido, al cliente le concedemos información sobre el tipo de liquidación practicado. Si ya se han producido gastos e intereses, tendremos derecho a sumar el pago primero a los costes; a continuación, a los intereses; y, por último, al servicio principal. Una alteración de lo citado será posible únicamente si mediante esta regulación no se respetan de forma apropiada los intereses del cliente.

3. El pago se considerará liquidado únicamente en cuanto dispongamos de la suma correspondiente.

4. Si el cliente se retrasa con el pago por completo o parcialmente, este deberá pagar -sin perjuicio de todos los derechos que nos corresponden- desde este momento intereses de demora en la cantidad estipulada por ley. Además, en caso de tratarse de empresas, tenemos derecho a un pago de una tarifa fija de 40,00 EUR.

Si debido al retraso, el perjuicio por intereses que se nos ocasiona fuera mayor que el legal, tendremos derecho a acreditarlos y ejercitarlos frente a nuestro cliente. Sin embargo, el consumidor tiene en este caso la posibilidad de demostrarnos que el perjuicio por demora alegado no se ha producido o, al menos, sí lo ha hecho en una cuantía inferior.

5. Si descubriéramos circunstancias que pusieran en duda la credibilidad del cliente, en especial cuando el cliente suspende los pagos, o si descubrimos otras circunstancias que ponen en duda la credibilidad del cliente, tendremos derecho a reclamar como vencida la deuda total restante. En el caso referido anteriormente, tendremos derecho asimismo a exigir pagos por adelantado o fianzas.

6. El cliente tendrá únicamente derecho a compensación si sus exigencias se consideran legalmente válidas o irrefutables. Asimismo, el cliente tendrá derecho a una compensación si hace valer reclamaciones o contrademandas para la misma relación contractual.

7. El cliente podrá ejercer únicamente el derecho de retención si su contrademanda se basa en la misma relación contractual.


V. Envío y demora en el envío:

1. Las fechas y los plazos de envío deben figurar por escrito.

2. Los plazos de envío comienzan básicamente con el cierre del contrato. En caso de que se acuerden a posteriori modificaciones o complementos en el contrato, comenzarán los plazos de envío -si no se estipula otra cosa- a contar de nuevo al cierre del contrato con la modificación o el suplemento del mismo.

3. El cliente, una vez superados la fecha o el plazo de envío, nos puede exigir por escrito el envío dentro de un plazo adecuado. Con la recepción del requerimiento incurrimos en demora.

4. En caso de superar la fecha o el plazo de envío, el cliente puede exigir la restitución del perjuicio ocasionado por la demora. Este derecho al pago por indemnización está descartado en caso de negligencia leve por nuestra parte o de nuestros representantes o agentes auxiliares legales.

Si el plazo adicional se agota sin éxito, el cliente tendrá derecho a rescindir el contrato de compra a través de un comunicado o a exigir una compensación por incumplimiento del mismo. Este derecho al pago por indemnización está descartado en caso de negligencia leve por nuestra parte o de nuestros representantes o agentes auxiliares legales.

Si por una casualidad no nos fuera posible el envío, mientras nos encontramos en demora con el mismo, nos haremos responsables con las limitaciones de responsabilidad citadas anteriormente. No seremos responsables aun cuando el perjuicio se hubiera producido con un envío puntual.

5. Declinamos toda responsabilidad a causa de demora en el envío o la prestación del servicio debido a fuerza mayor y con motivo de eventos que nos dificulten en gran medida o impidan los suministros, tales como huelga, cierres patronales, orden administrativa, fallos de servicio o falta de material en nuestras instalaciones o por parte de nuestros proveedores, etc., incluso si se produjeran en las instalaciones de nuestros proveedores o de sus subproveedores. Por estos motivos no se puede producir entonces ninguna demora en el envío. Tenemos derecho a demorar el envío o la prestación del servicio por la duración del impedimento añadiendo un periodo inicial adecuado, o a rescindir por completo o parcialmente el contrato a causa de la parte todavía sin cumplir.

6. En caso de incapacidad permanente en el marco del apartado 5 superior a cuatro meses, el cliente tendrá derecho, tras una ampliación adecuada del plazo, a rescindir el contrato debido a la parte todavía sin cumplir. Si se prolonga el plazo de envío o si nos liberamos de la obligación, el cliente no podrá obtener de ello ningún derecho de reclamación por perjuicios. Solo podremos basarnos en las circunstancias citadas si comunicamos inmediatamente de ello al cliente.

7. Quedan reservados durante el plazo de envío los cambios en la construcción y las formas, cambios en los tonos de color, así como modificaciones en el volumen de suministro por parte del fabricante, siempre y cuando no se produzca una modificación ostensible del objeto de compra que no sea razonable para el cliente.

8. Los datos de las descripciones vigentes al cierre del contrato relativas al volumen de suministro, apariencia, dimensiones y pesos, consumo de combustibles, gastos de mantenimiento, etc. del objeto de compra forman parte del contrato. Estos deben considerarse aproximados y no son garantías, sino que sirven como referencia para la evaluación si el objeto de compra está libre de defectos en el sentido de las disposiciones de garantía, a no ser que exista una garantía expresa de nuestra parte.

9. En la medida que empleemos caracteres y cifras para la denominación del pedido y del objeto de compra, no se pueden derivar derechos únicamente a partir de estos.

VI. Transmisión del riesgo:

1. En el caso del consumidor, el riesgo de la pérdida fortuita y del empeoramiento fortuito de la mercancía adquirida se transmite a este incluso con la entrega del objeto en casos de compra con entrega hasta el destino.

2. En el caso del empresario, el riesgo de la pérdida fortuita y del empeoramiento fortuito de la mercancía se transmite al empresario con la entrega, en la compra con entrega hasta el destino con la entrega del objeto a la empresa de transportes, al transportista o a la persona o institución destinadas a la ejecución del envío.

3. La entrega seguirá vigente si el cliente se demora con la aceptación.

4. Tendremos derecho a realizar envíos parciales si estos le resultan razonables al cliente. En este caso, los envíos parciales se deben pagar proporcionalmente tras el envío.

VII. Compra:

1. El cliente tiene derecho a comprobar en un plazo de ocho días, tras la recepción de la notificación de disponibilidad, el objeto de compra en el lugar de recepción acordado.

2. El cliente está obligado a comprar el objeto de compra en un plazo de ocho días desde la recepción de la notificación de disponibilidad. En caso de una no aceptación de la compra, tenemos el derecho a ejercer nuestros derechos legales.

3. Una eventual prueba de marcha anterior a la compra debe quedar situada dentro de los límites de las pruebas de marcha habituales hasta un máximo de 20 km/h.

4. Si el cliente se demora con la adquisición del objeto de compra durante más de 14 días desde la recepción de la notificación de disponibilidad y esto se basa en premeditación o negligencia grave, al cliente se le puede conceder por escrito un plazo adicional de 14 días con la explicación de que, una vez transcurrido este plazo, este rechaza la compra. Si el plazo adicional se agota sin éxito, tendremos derecho a rescindir el contrato a través de un comunicado escrito o a exigir una compensación en lugar de la prestación. Se prescinde del establecimiento de un plazo adicional si el cliente se niega de manera grave y definitiva a la compra o no es capaz de manera evidente al pago del precio de compra dentro de este plazo. En este caso, no resulta necesaria la entrega.

5. Si reclamamos una indemnización, esta ascenderá por lo general a un 15 % del precio bruto de compra. Esta aumentará si acreditamos un perjuicio mayor; se reducirá si el cliente acredita un perjuicio menor. Asimismo, el cliente tiene la posibilidad de acreditar que no se ha producido el perjuicio alegado.

6. Si el cliente o su representante tienen el dominio sobre el objeto de compra o estas personas lo conducen durante una prueba de marcha previa a la compra del mismo, será el cliente quien responda por posibles daños ocasionados en el objeto de compra.

VIII. Reserva de la propiedad:

1. Hasta que no se produzca el pago completo del precio de compra, incluido el IVA, nos reservamos la propiedad de la mercancía suministrada.

2. Si el cliente es un comerciante, en el sentido del código de comercio alemán, nos reservamos la propiedad de la mercancía hasta el cumplimiento de todas las deudas existentes en el momento del suministro o de las que se produzcan posteriormente a partir de una relación comercial fluida.
En este caso, la reserva de la propiedad se extingue solo en cuanto el comerciante, en el sentido del código de comercio alemán, haya satisfecho todas las deudas procedentes de la relación comercial, en especial el saldo del balance (reserva de la cuenta corriente). A petición del comerciante, en el sentido del código de comercio alemán, quedamos obligados a renunciar a la reserva de la propiedad si el comerciante, en el sentido del código de comercio alemán, haya satisfecho todas las deudas relativas al objeto de compra y exista una seguridad adecuada para las demandas restantes de la relación comercial.

3. Durante la duración de la reserva de la propiedad, tenemos el derecho a la propiedad del permiso de circulación, parte I. El cliente tiene la obligación de solicitar por escrito en la oficina autorizada que se nos haga entrega del permiso de circulación, parte II.

4. En caso de una falta contractual por parte del cliente, en especial en caso de demora en el pago, tendremos derecho a rescindir el contrato y a reclamar la mercancía de propiedad reservada y a exigir, en caso necesario, la cesión de los derechos de devolución del cliente a terceros.

5. El cliente tiene la obligación, mientras la propiedad todavía no haya pasado a este, de tratar con cuidado el objeto de compra. En especial queda obligado a asegurar la misma a sus expensas contra robo, incendio y daños por agua a un precio equivalente a un producto nuevo. En el caso de que sean necesarios trabajos de mantenimiento e inspección, el cliente deberá llevarlos a cabo con regularidad a sus expensas.

Mientras la propiedad todavía no se haya transferido, el cliente deberá notificarnos de inmediato al menos mediante texto si el objeto suministrado se encuentra embargado o expuesto a otras intervenciones de terceros. En la medida que el tercero no sea capaz de reembolsarnos los gastos judiciales y extrajudiciales de un pleito según el artículo 771 del Código de Procedimiento Civil, el cliente será responsable de la pérdida ocasionada.

6. El empresario tiene derecho a revender la mercancía de propiedad reservada conforme al transcurso ordinario de sus negocios. Este nos cede ya ahora todas las deudas equivalentes al importe de la factura, incluido el IVA, que se derivan de la reventa a terceros. Mediante la presente aceptamos expresamente la cesión. Tras la cesión, el empresario queda autorizado para la reclamación de la deuda. Nos reservamos el derecho a reclamar nosotros mismos la deuda en cuanto el empresario no cumpla debidamente con sus obligaciones de pago e incurra en demora de pago.

Si con motivo de la reserva de la propiedad predominante somos copropietarios de la mercancía suministrada, la cesión de las deudas se realizará en consonancia con los porcentajes de copropiedad.

A petición, el empresario debe publicarnos qué deudas se han cedido e informarnos sobre los datos del deudor. Asimismo, este debe realizar todas las indicaciones necesarias para el cobro de la deuda y entregarnos la documentación relativa a las deudas cedidas. El empresario debe notificarle también la cesión al deudor.

7. El tratamiento y procesamiento del bien de propiedad reservada por el empresario se realiza siempre en nuestro nombre y en representación de nosotros. En este caso, prosigue el derecho de reserva del cliente para la mercancía de propiedad reservada del bien sin formar.

8. Si se procesa, diluye o mezcla el bien de propiedad reservada con otras sustancias que no hayamos suministrado nosotros o no sea de nuestra propiedad, adquirimos esta copropiedad del bien nuevo en proporción al valor objetivo de nuestro bien de propiedad reservada con los otros objetos procesados en el momento del procesamiento. Si la mezcla se realiza de manera que el bien del cliente se considera el bien principal, constará como acordado que el cliente nos cede la copropiedad proporcional y conserva la propiedad única o copropiedad así creada.

IX. Garantía:

1. Si la mercancía vendida a un consumidor es deficiente en el momento de la transferencia de riesgo, no se verán afectados los derechos legales preceptivos a favor del consumidor por las Condiciones Generales de Venta siguientes, a excepción de que en relación con el suministro de mercancías usadas se acuerde un periodo de garantía de un año para el consumidor.

2. En un principio, contamos con el derecho a la subsanación no solo en caso de deficiencias irrelevantes. Si no resulta posible ninguno de los dos tipos de subsanación (rectificación y entrega adicional), tendremos el derecho a denegarlas.

Los consumidores tienen la elección si la subsanación debe llevarse a cabo bien mediante rectificación o bien mediante entrega adicional. Tenemos el derecho a rechazar el tipo de subsanación elegido, si este es solo posible con unos gastos desmesurados y el otro tipo de subsanación no le produce ninguna desventaja ostensible al consumidor.

Para empresas, en caso de deficiencias en la mercancía, ejercemos en un principio una subsanación de nuestra elección mediante la rectificación o entrega adicional.

3. Si falla la rectificación o entrega adicional tras un plazo adecuado, el cliente puede solicitar, según su elección, la reducción del precio de compra o la anulación del contrato, así como una indemnización. Una rectificación se considerará fallida tras un segundo intento sin éxito, si no resulta otra cosa del tipo de bien o de la deficiencia o en otras circunstancias.

Si el cliente se decanta por una indemnización, rigen las limitaciones de responsabilidad según el artículo 7 de las presentes Condiciones Generales de Venta.

4. Los derechos de garantía prescriben para los consumidores con dos años a partir de la entrega de la mercancía nueva; en caso de la entrega de mercancía usada, el periodo de garantía es de un año. Para empresas, el periodo de garantía es de un año a partir de la entrega de la mercancía nueva, y se excluye en caso de entrega de mercancía usada.

Para derechos de reclamación por perjuicios en caso de premeditación y negligencia grave, así como en caso de vulneración de la vida, el cuerpo y la salud que se basen en una vulneración premeditada o negligente de las obligaciones por nosotros, nuestros representantes o agentes auxiliares, rige el plazo legal de prescripción.

5. Si no se cumplen nuestras instrucciones de servicio o de mantenimiento, se realizan modificaciones en el objeto de compra, se sustituyen piezas o emplean materiales del contrato que no corresponden con las especificaciones originales, se suprimirá toda garantía si el cliente no desmiente una afirmación concreta de esta índole que solo una de estas circunstancias ha provocado la deficiencia.

6. Si el cliente es un comerciante, este deberá controlar la calidad y las cantidades de la mercancía entregada inmediatamente después de recibirla y –si existe una deficiencia debe notificarla por escrito–; de lo contrario, se excluye la aplicación del derecho de garantía.

El comerciante debe notificar por escrito toda deficiencia oculta en un plazo de una semana a partir de su descubrimiento. Para la conservación del plazo basta el envío a tiempo de la reclamación. El comerciante queda obligado a presentar las pruebas necesarias para el cumplimiento de todos los requisitos de reclamación, en especial para la propia deficiencia, para el momento de la constatación de la deficiencia y la puntualidad de la reclamación.

7. Se excluye la responsabilidad por desgaste normal. El desgaste normal es un defecto derivado de la antigüedad y la vida útil del producto.

X. Responsabilidad

1. Nosotros somos responsables, sin perjuicio de las disposiciones citadas con anterioridad y de las limitaciones de responsabilidad siguientes, ilimitadamente de daños de la vida, el cuerpo y la salud que se basen en una vulneración premeditada o negligente de las obligaciones. Esto afecta también a daños de la vida, el cuerpo y la salud que se basen en una vulneración premeditada o negligente de las obligaciones por parte de nuestros representantes legales o agentes auxiliares. Asimismo, somos responsables de todos los daños que se basen en un incumplimiento premeditado o gravemente negligente del contrato, así como en un dolo tanto por parte de nuestros representantes legales como de nuestros agentes auxiliares. Siempre y cuando hayamos entregado una garantía de estado y/o de durabilidad para la mercancía o los componentes de la misma, también nos haremos responsables en el marco de esta garantía. Sin embargo, en caso de daños que se basen en la falta de la naturaleza o vida útil garantizadas, pero que no aparecen de forma inmediata en la mercancía, aceptaremos la responsabilidad únicamente si el riesgo de tal daño viene estipulado claramente por la garantía de estado y durabilidad. Permanece intacta la posible responsabilidad en virtud de los principios fundamentales para el regreso del empresario según los artículos 478 y 479 del Código Civil alemán.

2. También nos responsabilizamos de daños ocasionados por negligencia leve. En la medida de que esta negligencia afecta a la vulneración de tales obligaciones contractuales, cuyo cumplimiento es de vital importancia para lograr la finalidad del contrato (obligaciones esenciales). No obstante, nos haremos responsables únicamente en la medida en que los daños estén relacionados de manera habitual con el contrato y estos sean razonablemente previsibles. Por lo demás, no nos hacemos responsables de obligaciones secundarias del contrato en caso de vulneraciones negligentes simples. La limitación de responsabilidad rige asimismo en la medida en que afecte a la responsabilidad de los representantes legales, directivos y demás agentes auxiliares.

Las obligaciones esenciales son las obligaciones contractuales principales, es decir, obligaciones cuyo cumplimiento permite la ejecución correcta del contrato y en cuyo cumplimiento confía y puede confiar de manera habitual el socio contractual.

3. Queda excluida una responsabilidad ulterior sin tener en consideración la naturaleza jurídica del derecho aplicado. En la medida que queda excluida o limitada nuestra responsabilidad, rige esto también para la responsabilidad personal de nuestros empleados, asalariados, colaboradores, representantes y agentes auxiliares.

4. Las limitaciones de responsabilidad y exclusiones anteriores rigen asimismo para reclamaciones relativas a culpas a la conclusión del contrato.

XI. Autorización para el tratamiento de datos. Confidencialidad

Nos reservamos el derecho a tratar todos los datos protegidos por ley relacionados con el cliente tras la autorización previa o en el marco de la normativa legal. En este sentido, nos remitimos a nuestra Declaración de Protección de Datos.

XII. Modificaciones constructivas:

Nos reservamos el derecho a llevar a cabo en todo momento modificaciones de diseño, pero sin la obligación de acometer tales modificaciones en objetos ya suministrados.

XIII. Derecho aplicable:

La presente relación contractual entre el cliente y nosotros se basa en la aplicación del derecho de la República Federal de Alemania. No se aplicará el Convenio de Naciones Unidas sobre Compraventa Internacional (CISG).

XIV. Lugar de cumplimiento, fuero competente

1. El lugar de cumplimiento para un comerciante, en el sentido del código de comercio alemán, y para todas las entregas es la sede de nuestra sociedad.

2. Si el cliente es comerciante, en el sentido del código de comercio alemán, el feudo competente exclusivo para todas las controversias posibles, según la cuantía en litigio, es el Tribunal de Primera Instancia de Traunstein (Alemania) o el Tribunal de Distrito de Mühldorf am Inn (Alemania).

3. En caso de que una o varias disposiciones del contrato con el socio del contrato, incluidas las presentes Condiciones Generales de Venta, carecieran o llegaran a carecer por completo o parcialmente de efecto, no se verá afectada por ello la validez de las demás disposiciones. Aquella disposición que sea total o parcialmente ineficaz debe sustituirse por disposiciones cuyo éxito económico se acerque lo máximo posible a la disposición ineficaz.

Versión: Abril 2018